Visus Events

Cosmética, Belleza, Salud y Bienestar

RAZONES PARA PASARTE A LA COSMÉTICA ECOLÓGICA

Antes de empezar a darte razones para cambiar tu cosmética tradicional por cosmética ecológica, me gustaría llamar tu atención y pedirte que te pares un momento a leer los ingredientes de tu crema hidratante, por ejemplo. ¿Entiendes todo lo que pone? ¿Sabes qué significan siglas como PEG- or SLS? ¿Te comerías dichas siglas?

Con una simple pregunta puede que tengas la respuesta ya a porqué debes pasarte a la cosmética ecológica. Por supuesto, la mayoría de los cosméticos ecológicos no te los puedes comer pero por lo menos sabrás qué es lo que estás poniendo en tu piel, porque su composición está basada en plantas o aceites esenciales.

Puede que encuentres productos que dicen ser 100% naturales pero realmente lo que llevan es un ingrediente natural o incluso un extracto de éste, siendo el resto química pura, dañina para tu tipo de piel. Puede incluso que sea una marca que dice ser ecológica y realmente no lo sea.

Hay que tener cuidado con lo que compramos y por ello siempre recomiendo que si es posible compres marcas certificadas.

La importancia de tu piel

Tu piel es algo más que una cobertura, es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y la principal defensa contra heridas y golpes externos. Vive, respira y envejece como un órgano más.

En un centímetro cuadrado de piel se encuentran 15 glándulas sebáceas, 1 metro de vasos sanguíneos, 100 glándulas sudoríficas, 3.000 células sensoriales, 4 metros de nervios, 300.000 células epiteliales y de 5 a 10 pelos. Es el órgano más grande que tenemos y, al recubrir nuestro cuerpo, uno de los más importantes, pues también por la protección que nos ofrece y porque además es el más absorbente. Más de la mitad de los productos que aplicamos en nuestra piel el cuerpo los absorbe, pasando al torrente sanguíneo.

Por otra parte, todo lo que sucede en nuestro interior puede manifestarse en la epidermis: cambios metabólicos, stress, nerviosismo, desajustes hormonales, intoxicaciones, incluso el agotamiento físico se muestra en un piel pálida, apagada y con ojeras. Es muy importante saber qué ponemos en nuestra piel, pues estará influyendo también en nuestro organismo y por tanto en nuestra salud.

Algunas sustancias químicas, al no ser reconocidas por nuestro cuerpo, se van acumulando y pueden causar reacciones alérgicas, daños endocrinos, cerebrales, daños a futuros bebés o incluso formar cuerpos cancerígenos. Hay varias investigaciones sobre ello y por eso hoy por hoy los médicos no recomiendan el abuso de cosméticos con ingredientes agresivos para nuestra piel. Pero las grandes marcas y su potente marketing siguen metiéndonos en la cabeza que la química es buena para tu piel.

Ésta es la principal y mayor razón por la que usar cosmética ecológica. Por tu salud.

Otra razón podríamos decir que es porque consumiendo cosmética orgánica estás ayudando al medio ambiente. Las plantas que crecen orgánicamente están libres de herbicidas y pesticidas y la fabricación de estos cosméticos ecológicos se hace de una manera consciente y responsable con el medio ambiente. Ésto causa menos contaminación por sprays, procesos de cultivo y fabricación de envases. Además, las plantas orgánicas producen menos dióxido de carbono y menos residuos.

Desafortunadamente, el cuidado personal orgánico no está legalmente regulado de la misma manera que la comida y la bebida orgánica, por lo que puede que algunas marcas estén usando este nombre sin que sea verdad. La única forma de aseguraros, como comenté anteriormente, es usando cosmética ecológica certificada o consultando a un experto en cosmética orgánica.